BLOG

Categories: Sin categoría

Los jardines que se conocieron fueron pequeños huertos, terrenos donde se cultivaban plantas. Estos terrenos se acabaron cercando y conociendo como jardines. Con el crecimiento de los espacios urbanos éstos fueron desapareciendo.

Actualmente hay muchos cambios de hábitos y de mentalidad. Por ello, ha surgido una nueva tendencia de paisajismo urbano en donde se plantan desde hortalizas, verduras, plantas aromáticas y medicinales, frutas, brotes y germinados.

Se pueden aprovechar desde azoteas, terrazas o jardines generando un aporte muy beneficioso para el medio ambiente, originando biodiversidad y, de esta forma, construir zonas urbanas más atractivas visualmente.

En algunos lugares, los ayuntamientos habilitan solares para que vecinos u otras organizaciones creen parcelas con huertos. A nivel particular, muchas personas se apuntan a esta nueva corriente integrando así en sus mesas productos frescos y saludables.

Además de aportar salud para ti y para el medio ambiente, tener tu jardín comestible proporciona tiempo de ocio de calidad, una gran afición para mayores y niños y repercutirá positivamente en tu economía familiar.Teniendo tu jardín comestible podrás tener alimentos de calidad, frescos sin pesticidas ni técnicas de riego perjudiciales al alcance de tu mano.

Antes de empezar a crear tu jardín doméstico, es importante pedir consejos y asesoramiento a amigos, familiares o conocidos que estén cultivando un huerto en la zona y saber qué tipos de cultivos se dan bien y su calendario.

LAS CONDICIONES AMBIENTALES Y DE ESPACIO SON VITALES

Para que tu jardín comestible tenga las condiciones más óptimas para su buen desarrollo es importante fijarnos en las dimensiones, orientación solar y horas de luz de nuestro espacio de trabajo.

El agua que usemos para nuestro jardín puede salir de la red urbana pero si hay la posibilidad de sacarla de un pozo o de un depósito de agua de lluvia es mucho mejor para tu economía y para el medio ambiente.

Preparar el sustrato

Primeramente tenemos que saber si vamos a cultivar directamente sobre la tierra o en jardineras, macetas u otros recipientes para terrazas y balcones.

En el caso de que cultivemos en la propia tierra debemos prepararla de forma adecuada: deshaciendo la maleza y malas hierbas, aireando el terreno y oxigenándolo manualmente con ayuda de herramientas como azadas, rastrillos o palas o con máquinas, como motoazadas o motocultores para facilitar el trabajo con un resultado óptimo y, por último, abonando la tierra.

Si nuestro jardín comestible se situará en alguna terraza o balcón debemos seleccionar un buen sustrato 100 % apto para agricultura de composición equilibrada, estable y enriquecido con alto contenido de materia orgánica.

Sistema de riego y abono para tu jardín comestible

El riego es imprescindible para todo cultivo. Por ello, debemos suministrar la cantidad correcta, ni más ni menos, ya que tanto el exceso como la falta son igual de perjudiciales.

Existen diferentes sistemas de riego, como el riego por goteo o las mangueras de exudación.

Además de estos sistemas, necesitaremos elementos como grifos, reducciones, conexiones, codos, abrazaderas, tapones… etc. Los programadores de riego también son muy útiles para tener un mejor control del riego.

Estas opciones de riego también son válidas para recipientes como macetas o jardineras, aunque igualmente podemos optar por la clásica opción de regaderas o mangueras.

33

Categories: Sin categoría

Talar un árbol, además de esfuerzo físico, exige técnica. Igualmente, es algo que se puede realizar, pero se debe planificar con cuidado y tener un equipo adecuado por tu seguridad. En el caso de no tener experiencia, es preferible no intentar talar árboles muy grandes.

Preparación

Lo primero que debemos hacer es saber si podemos cortar el árbol que queremos. Si el árbol está en tu jardín o parcela no significa que podamos talarlo.

Antes de “cortar por lo sano” debemos consultar previamente con las instituciones locales pertinentes, ya que se requieren una serie de notificaciones o licencias que, de no solicitarse, pueden implicar multas elevadas.

Planificación

Cuando poseas los permisos convenientes será el momento de planificar la tala. En el momento de ir a la zona es importante ir equipado con casco, guantes, protector acústico, botas de seguridad y pantalones de protección.

Hay que asegurarse de ir acompañado por si pasa algo y de tener a mano un teléfono móvil para poder solicitar ayuda rápidamente.

Recuerda comprobar que dispones de combustible suficiente en el depósito para la tala, ya que es muy peligroso quedar sin él en la maniobra.

29

Categories: Sin categoría

Cuando cuidamos el jardín siempre tenemos en cuenta cuál es la maquinaria que vamos a utilizar. De hecho, elegiremos la que más se adapte a nuestras necesidades buscando algo práctico y funcional que nos permita realizar las actividades de jardinería de la manera más cómoda posible. Eso es posible con la maquinaria a batería, dotada de ciertas ventajas frente a otro tipo de máquinas como las de gasolina o las eléctricas.

Ventajas de la maquinaria a batería

Batería vs. Gasolina Batería vs. Eléctrica
Ruido mucho menor Sin necesidad de cable para funcionar
Menos mantenimiento Más libertad de movimientos
Reparaciones más económicas Más precisión
Arranque fácil Más seguridad
Más respetuosas con el medio ambiente Sin necesidad de fuentes eléctricas
Máxima potencia desde el momento 0

En definitiva, cada día la maquinaria de jardinería a batería se está volviendo más popular entre los usuarios debido a sus cambios en el rendimiento, comodidad y funcionalidad.

34